miércoles, 17 de febrero de 2016

BICA DE TRIVES

Ay madre que receta descubrí, o más bien me hicieron descubrir... maravillosa y exquisita, de estas que vale más no volver hacer porque nos saltamos toda dieta existente, pero esto es algo que hay que probar, al menos una vez en la vida... "no la volveré hacer, lo prometo".
Un día de estos hablando con la peluquera Josefina, con la cual comparto aficiones como la lectura, los viajes, etc... pues contándome donde habían estado y tal y tal, coincidió que era un sitio al cual tengo pendiente ir, y hablando hablando llegó el tema gastronómico, parte también muy importante a la hora de conocer un lugar, recordó, la bica... yo ni idea lo que era, me lo explicó, y yo en cuanto tuve tiempo me puse al lío.


Me puse a investigar sobre la bica, es un postre típico de Galicia, más de la provincia de Orense, se parece al bizcocho, pero no lo es, se parece a un mantecado, pero tampoco lo es, es una mezcla de todo que está buenísimo. Luego cual fue mi sorpresa que hay más de una receta, porque está La Bica de Laza, la de Trives etc... yo opté por esta última porque es lo que más se me parecía a lo que Josefina me explicó.

Vamos con ingredientes y demás



Una de las características de esta receta es que lleva masa madre, necesitaremos

250 gr de harina (fuerza mejor)
120 ml de agua
16 gr de levadura fresca (7 gr si es seca)
Una pizca de sal

Utilicé harina normal y levadura fresca
 
Disolver la levadura en el agua

En un recipiente echar la harina con la sal y luego añadir el agua con la levadura bien disuelta

Amasar bien todo unos 5 minutos aprox.

Formar una bola y tapar con un rodillo (si no toca la masa mejor)

Dejar una hora aprox.


Ahora vamos con la bica

200 gr de harina
400 gr de azúcar
250 gr de la masa madre preparada anteriormente
5 huevos
300 gr de manteca de vaca
1 cucharadita de levadura química
Ralladura de limón




Otro ingrediente protagonista es la manteca de vaca, un lujo ya difícil de encontrar, en mi casa mi madre y abuela siempre la hacían, recuerdo infantil de verlas ahí fire que te fire (batir) hasta conseguir tan preciado manjar, echo a base de batir la nata de la leche de vaca que se le iba quitando cuando se hervía todos los días.


Después de que en mi casa ya no teníamos vacas, muchas, muchas mantecas nos tiene regalado mi tía Alicia, en paz descanse, menos mal que soy una maniática de fotografías y de guardar todo para el mañana, así conservo esta fotografía que ni sé por qué la hice pero que ahora tan buenos recuerdos me trae.




Como podréis imaginar, manteca no tenía así que la sustituí por mantequilla de la Central Lechera (para todo lo que lleva manteca es la que prefiero)




Lo primero mezclamos un pelín de azúcar con canela y reservamos

y encendemos el horno que vaya calentando



Derretimos la manteca pero nada de microondas ni de al fuego, mejor poner sobre un recipiente con agua caliente y que vaya poco a poco deshaciéndose





Batimos el azúcar con la mantequilla






Una vez bien batido vamos añadiendo los huevos, uno a uno, no añadir el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior




Después añadimos la masa madre poco a poco, tan solo 250 gr, el resto se puede congelar para otra vez

Mejor partir en trozos pequeños porque es bastante complicado para que se integre bien, comencé con las de batir pero tuve que pasar a las de montar porque si no, no quedaba bien integrado  







Una vez incorporada bien la masa madre añadimos la harina (con la levadura química) tamizada












Batimos bien que todo esté bien integrado
 
Y finalmente echamos en un molde rectangular, en esta ocasión es de 30x20 cm

La masa queda muy al borde, pensé que se iba a salir todo, pero no, queda a ras perfecto.

La textura me recordó al SOBAO PASIEGO

Pero son diferentes, el sobao tira más para bizcocho






Antes de meter al horno echamos el azúcar y la canela que teníamos mezclado

 
Tenemos en el horno durante 45 minutos aprox. a 180ºC

Eso sí, unos minutos lo puse por abajo y luego ya por todo

Si se ve que se lo lleva el horno por arriba tapar con papel de horno para que no se queme

Comprobar con una aguja si está bien cocida



Una vez cocida sacar y dejar enfríar

Mucho mejor de un día para otro, cosa realmente difícil que llegue al día siguiente...


Le queda una capa dura por encima gracias a la mezcla del azúcar con la canela que es otra seña de identidad típica de la bica.






Y ya está la famosa bica de Trives... deliciosa, y yo contenta de aprender algo nuevo de la gastronomía gallega.

Fuente: Varios lugares, pero la que más seguí fue la de DULCE SENTIMIENTO aunque metí algunos cambios en el orden de los ingredientes y alguna cosina

Espero que os guste y hasta la próxima receta.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...