jueves, 28 de agosto de 2014

TARTA DE QUESO CON MERMELADA DE ARANDANOS

Hoy, otro tipo de tarta de queso, recetas de tartas de queso hay cientos y de diferentes formas. La de hoy no hace falta horno con lo cual es rápida de hacer y fresca para el verano.






La receta inicial de esta tarta la tengo gracias al cocinero del bar de la playa de Otur, yo modifiqué un poco las medidas y la forma de hacerla, ahora os cuento ingredientes y demás.










Resumen de la receta en vídeo



INGREDIENTES

PARA LA BASE

250 g de galletas, en esta yo utilicé la galleta maría pero con la digestive fontaneda o similar también queda muy bien.
150 g de mantequilla



RESTO

350 g de queso de untar (tipo San Millán, Philadelphia...)
400 ml. de nata para montar
100 g de azúcar
5 hojas de gelatina
Ralladura de limón
Mermelada al gusto (arándanos, fresa, melocotón, kiwi...)







Primero hacemos la base, trituramos la galleta o la echamos dentro una bolsa y la molemos con la ayuda del rodillo de cocina, luego derretimos la mantequilla y añadimos para formar la base.

Yo uso las bolsas de congelación que son más gruesas para que no rompan, y si el peque no duerme pues la picadora.






La masa tiene que quedar compacta, como la arena de la playa cuando está mojada...

Extendemos con ayuda de una cuchara por toda la superficie del molde, los lados no.

Mejor utilizar un molde que luego se pueda quitar los laterales dejando la base sola.




El grosor al gusto.
Una vez bien extendida reservamos en la nevera.








Mientras tanto hacemos la tarta, los ingredientes se pueden juntar en frío, sin necesidad de cocción, lo único que habría que montar la nata. Yo, en cambio hice cocción, aprovecho a cocinar cuando el pequeño duerme así que en vez de montar la nata con las varillas pues lo hice de otra forma.

Puse a calentar la nata con el azúcar para que se vaya disolviendo, meter las hojas de gelatina en agua para que se hidraten (unos 2 minutos).




Una vez bien disuelta el azúcar en la nata, añadir la ralladura de limón, luego la gelatina hidratada, todo sin dejar de remover para que se mezcle bien, y por último el queso.

Dejamos cocer unos minutos y cuando esté todo bien incorporado echar sobre la base.






Dejar enfriar y luego meter a la nevera, tarda poco en cuajar pero para cortar y servir mejor de un día para otro, de esta forma la galleta queda más dura y el sabor también cambia.

Antes de servir, quitamos el lateral del molde y adornamos al gusto.

Con estos ingredientes este es el tamaño, utilicé un molde de 27 cm de diámetro.











Si os gusta con más grosor tan solo usar un molde más pequeño.

Ya me contareis si os animáis a hacerla.





 Puedes seguirnos en las distintas redes sociales

FACEBOOK
TWITTER
GOOGLE+
PINTEREST
CANAL DE YOUTUBE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...