martes, 10 de mayo de 2016

CACHELOS CON GRIÑISPOS

Anda que no hacía tiempo que tenía ganas de compartir esta receta... la cocina tiene muchas formas de alimentar, además del cuerpo, también alimenta sentimientos y recuerdos de épocas, personas o situaciones que ya no se repetirán... los olores nos transportan a la niñez, al anhelo de personas que ya no están y a épocas que marcan la historia y cultura de un país o región... por eso siempre relaciono griñispos con mi abuelo, cuando se fríen en aceite la cocina se inunda a un olor muy característico que automáticamente me lleva a aquella cocina de casa el chongo en Valle donde mi abuelo ahí estaba en la sartén vuelta y vuelta "churriscándolos" bien para luego comerlos sobre pan ayudándose de la "navaya", recuerdos en forma de fotografía que se quedan grabados para siempre...
Pero antes que nada explicar que los griñispos es grasa de cerdo frita, el tocino, los cachelos son patatas cocidas que también se les llama capones y este era y es un plato calórico pero muy necesario en aquellos tiempos para desempeñar la labor en el campo, hoy día la vida es mucho más sedentaria, así que una bomba calórica pero como siempre digo, un día es un día...




           


             INGREDIENTES

Tocino de cerdo salado
2 kilos aprox de patatas
3-4 cucharadas pimiento
Sal
Aceite






Las cantidades son aproximadas, es un plato que se hace a bulto, y va en función de gustos, más o menos pimiento, más o menos tocino etc.





Ponemos a cocer las patatas en agua con un poco de sal, (muy poco porque el tocino es salado)

Cuando estén reservar en el agua para que no enfrien y mientras freímos el tocino










Echamos un poco de aceite en la sartén para freír el tocino, no hace falta echar mucha aceite porque ya suelta bastante también

Los pasáis más o menos según gustos, retirar del aceite y reservar

El grosor ni muy fino ni muy gordo, aunque aquí también el gusto de cada uno influye





Escurrir las patatas y reservar el caldo





En la aceite que se hizo el tocino se echa el pimiento, bajar un poco el fuego porque quema muy fácil














Añadimos dos cacillos aprox. del caldo que resultó de cocer las patatas y revolvemos bien










A continuación lo echamos todo sobre las patatas cocidas


Luego colocamos el tocino por encima, tapamos y dejamos que todo se impregne bien unos 5 minutos


Si se quiere también se puede hacer cebolla con el tocino, a mi me gusta más sin ella, pero bueno son opciones que se pueden ir variando, de esta manera es como siempre se comió en mi casa




Servir y a disfrutar
Este es el plato que se comió mi abuela Adela, que en las próximas fechas cumple 95 primaveras, le pregunté la tarta que quería, y me dijo, ni tarta ni leches, si tienes toucin faime unos cachelos ya que Dios te lo pague, así que miu dicho miu feito, ni espere a la fecha, ya veré con que la sorprendo ese día

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...